Envios
0 Total 0,00 €
 x 

El carro está vacío!

Espera un minuto, mientras que estamos haciendo el calendario

Comentarios

Sin comentarios todavía.

Suscribirme al blog

Alergia a Proteínas de Leche de Vaca (APLV)

Alergia a Proteínas de Leche de Vaca (APLV)

 Las proteínas son unas moléculas muy grandes, formadas por la combinación de otras más pequeñas: los aminoácidos. Existen 22 aminoácidos que se pueden combinar entre sí de muchísimas formas distintas, dando lugar a las diferentes proteínas.

 Los alimentos que ingerimos contienen proteínas procedentes de otros animales (carne, pescado, huevos, leche) o de origen vegetal (soja, frutos secos, guisantes) y nuestro sistema digestivo las descompone en aminoácidos. Con estos aminoácidos que obtenemos, nuestro organismo fabrica las proteínas que necesita para distintos procesos: para regenerar nuestros músculos y tejidos, piel, uñas, tendones, para obtener energía, para regular procesos como la respiración o la digestión, o para defender nuestro organismo de agentes extraños. Por tanto las proteínas son una parte muy importante de nuestra alimentación, y además algunos aminoácidos solo los podemos obtener de esta forma (son los llamados aminoácidos esenciales, porque es esencial que los tomemos en nuestra dieta).

 Tanto la leche que consumimos de adultos como las leches de fórmula para bebés se fabrican a partir de la leche de otros animales, principalmente de vaca, y por tanto contienen proteínas de vacaAl ser proteínas extrañas para nuestro cuerpo, procedentes de otro animal, es posible que nuestro sistema inmunitario por error lo detecte como un “agente peligroso”, y entonces ante una nueva ingesta se desarrollará un mecanismo de defensa contra ese agente, para proteger nuestro organismo, y en esto consiste la alergia a la proteína de la leche de vaca (APLV).

 En los bebés, tanto el aparato digestivo como el sistema inmunitario están inmaduros y por tanto son más sensibles a desarrollar APLV.

 Es importante señalar que la APLV también puede aparecer en bebés que se alimentan sólo de leche materna si la madre ha tomado leche de vaca, ya que algunas proteínas pueden pasar a la leche materna.

 La leche de vaca contiene alrededor de 25-30 proteínas diferentes, pero hay 3 que son las principales causantes de las APLV: lactoalbúmina, lactoglobulina y caseína.

 Los síntomas  suelen afectar a la piel (urticaria, dermatitis), aparato digestivo (vómitos, dolores, diarreas) y aparato respiratorio (asma, rinitis). La reacción alérgica puede ser de dos tipos: temprana o mediada por IgE (en la primera hora desde la ingesta aparecen los síntomas, y puede ser más grave), y tardía o no mediada (los síntomas tardan más en aparecer).

 Para el diagnóstico de APLV se hacen 3 tipos de pruebas:

 - Cutáneas: se exponen unas gotas de leche de vaca sobre la piel y se pincha con una lanceta para observar si existe una reacción inflamatoria. Sólo da positivo en caso de APLV mediada por IgE.

 - Análisis de sangre (RAST o CAP): para ver si existe IgE en sangre. También da positivo en caso de APLV mediada solamente.

 - Provocación: Se dan al niño cantidades crecientes de leche de vaca a intervalos de 15-30minutos, en un entorno controlado y se esperan síntomas de cualquier tipo.

 Las dos primeras pruebas sólo son fiables en un 70-80%, por lo que el diagnóstico final se realiza sobre todo basándose en la provocación y la sintomatología.

 En caso de APLV el único tratamiento posible es la eliminación de la leche de vaca de la dieta (y también de cabra u oveja porque contienen proteínas parecidas y pueden dar reacción).

 En el caso de los bebés, que necesitan tomar leche como fuente de alimentación principal, tenemos dos opciones:

 1- Lactancia materna, siempre que sea posible para la madre llevar una alimentación sin leche de vaca, ya que como comentamos antes, algunas proteínas podrían pasar a la leche materna y desarrollar los síntomas en el bebé.

 2- Leches hidrolizadas: son leches de fórmula a las que se les han “partido” las proteínas, es decir, estas están pre-digeridas o descompuestas en aminoácidos, por lo que ya no son susceptibles de producir alergias porque no contienen proteínas, pero sí los aminoácidos que son tan necesarios en nuestra dieta.

 Por último, os dejo el link a nuestro post sobre intolerancia a la lactosa  para que no las confundáis: mientras que la APLV se produce como consecuencia de una reacción inmunológica a la proteína de la leche, como os hemos explicado, la intolerancia es consecuencia de la incapacidad para digerir un azúcar de la leche, la lactosa.

Valora este artículo del blog:
1
SUPLEMENTOS DE FLÚOR
Síndrome del Ojo Seco
 

Comentarios

No hay comentarios por el momento. Se el primero en enviar un comentario.
¿Ya està registrado? Ingresa Aquí
Invitado
Domingo, 15 Septiembre 2019
Si desea registrarse, por favor rellene los campos de nombre de usuario y nombre.

Imagen Captcha

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies.