Envios
0 Total 0,00 €
 x 

El carro está vacío!

Espera un minuto, mientras que estamos haciendo el calendario

Comentarios

Sin comentarios todavía.

Suscribirme al blog

El Alzheimer y sus cuidados

El Alzheimer y sus cuidados

 En el post de hoy vamos a hablar del ALZHEIMER, una enfermedad de la cual cada vez se va sabiendo algo más, pero que aún está en estudio, ya que no se ha conseguido cura.

 El Alzheimer se incluye dentro de un conjunto de patologías denominadas como demencia. Es un síndrome que cursa con pérdida de las funciones intelectuales superiores (cognitivas) por lo que impide el desarrollo de la vida cotidiana.

 La demencia es un deterioro de las funciones cerebrales, que afecta a la memoria, la capacidad para expresarse, comunicarse, a la orientación, capacidad de cálculo y pérdida de la percepción espacial. Todo esto, conlleva una merma de la autonomía del enfermo, de la vida cotidiana, familiar, social, que va haciendo a la persona que la padece, cada vez más dependiente.

 El Alzheimer comienza lentamente, afectando en primer lugar a las partes del cerebro que controlan el pensamiento, la memoria y el lenguaje. Con el tiempo, los síntomas del Alzheimer empeoran. Las personas pueden no reconocer a sus familiares, pueden tener dificultades para hablar, leer o escribir, pueden olvidar cómo cepillarse los dientes o peinarse el cabello. Más adelante, pueden volverse ansiosos o agresivos o deambular lejos de su casa y finalmente, necesitan cuidados totales.

 Las estadísticas demuestran que la demencia es la principal causa de discapacidad y dependencia del anciano y conlleva una morbilidad y mortalidad muy importantes, lo que supone un coste económico, social y sanitario que suele recaer en los familiares.

 Existen diferentes clases de demencia:

 -Formas degenerativas primarias son progresivas e irreversibles: CORTICALES ( ALZHEIMER ) , SUBCORTICALES (están asociadas a la enfermedad del Parkinson)

 - Formas secundarias algunas potencialmente reversibles como las asociadas a estados de alcoholismo, estados de hipoxia insuficiencia renal, hepática, las neoplásicas...

 ¿Cómo podemos hacer una detección precoz?

 Las manifestaciones iniciales son trastornos de memoria referidos a hechos recientes, pero poco a poco se deja de recordar hacia atrás (amnesia retrógrada) todo cuanto se refiere a sí mismo, edad, nombre, donde vive etc.  Esta primera etapa no implica una pérdida cognitiva ni de aspectos emocionales, por ello es frecuente que padezcan episodios depresivos, incluso podemos detectar la demencia por estos mismos episodios.

 La Alzheimer 's Association de EEUU ha establecido “10 signos de alarma” que ayudan a conocer y a identificar posibles pacientes.

-Cambios de memoria que dificulta la vida cotidiana.

-Dificultad para planificar y resolver problemas.

-Desorientación.

-Dificultad para comprender.

-Problemas con el lenguaje oral o escrito.

-Colocación de objetos fuera de lugar.

-Disminución o falta de buen juicio.

-Pérdida de iniciativa.

-Cambios de humor.

-El paciente precisa ayuda para todo.

 Muchos de estos pacientes acuden a centros de día para realizar actividades de psicoterapia. El cuidador tiene un papel importantísimo donde está sometido a un intenso desgaste físico y emocional por ello y ayudándonos con una serie de medidas podremos mejorar la calidad de vida del paciente y facilitar en la medida de lo posible el trabajo de los cuidadores. Entre estas medidas destacaremos:

 1. Una adaptación del entorno para facilitar la orientación.

 2. Mantener medidas de seguridad con los cables, alfombras, etc.

 3. Favorecer la autonomía para vestirse.

 4. Llevar al enfermo períodicamente al baño para retrasar el uso de pañales.

 5. La actividad física y los paseos mejoran la coordinación, el estado de ánimo,el insominio y las relaciones sociales.

 6. En cuanto a la alimentación: dar alimentos que les resulten atractivos, buena hidratación en las fases más avanzadas y usar espesantes para evitar infecciones respiratorias.

 7. Hay que hablarles despacio con  frases cortas y sencillas, mantener un contacto visual, no mostrar agresividad.

 Desde la farmacia se dispone de dispositivos SPD (Sistemas Personalizados de Dosificación) para la correcta aplicación de las pautas posológicas y conseguir una buena adherencia al tratamiento.

 Diferentes fármacos usados para tratar esta enfermedad son donepezilo, rivastigmina, galantamina, memantina que  ayudan en las  distintas fases en la enfermedad, pero aún no existe cura para el Alzheimer.

Valora este artículo del blog:
4
Stop Celulitis
Beta-Caroteno, aliado del verano
 

Comentarios

No hay comentarios por el momento. Se el primero en enviar un comentario.
¿Ya està registrado? Ingresa Aquí
Invitado
Sábado, 21 Septiembre 2019
Si desea registrarse, por favor rellene los campos de nombre de usuario y nombre.

Imagen Captcha

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies.