Envios
0 Total 0,00 €
 x 

El carro está vacío!

Espera un minuto, mientras que estamos haciendo el calendario

Comentarios

Sin comentarios todavía.

Suscribirme al blog

Champús sin sulfatos: resolvemos tus dudas

Champús sin sulfatos: resolvemos tus dudas

Últimamente se oye mucho hablar de los champús sin sulfatos, pero ¿qué son los sulfatos? ¿Son perjudiciales? Aquí te damos todas las claves para que elijas tu champú con toda la información.

Los sulfatos a los que nos referimos en este caso no son más que detergentes, y se usan en la mayoría de los productos de higiene, como geles, champús o pastas de dientes. Su amplio uso se debe a que son productos económicos, efectivos para disolver suciedad e impurezas, y además muy buenos “formadores de espuma”, característica que nos suele gustar mucho a la hora de usar estos productos.

Los sulfatos más usados en cosméticos y productos de higiene son los siguientes: sodium lauryl sulfate, sodium laureth sulfate, ammonium lauryl sulfate y ammonium laureth sulfate. Sólo tienes que leer los ingredientes para saber si un producto los contiene o no.

Estos sulfatos no son tóxicos ni peligrosos, y como podrás comprobar los usamos a diario. Ahora bien, sí es cierto que a la vez que arrastran las partículas de suciedad también arrastran parte de la capa lipídica protectora de nuestra piel y del cuero cabelludo, y además son algo irritantes : ¿Alguna vez te ha caido champú en los ojos? Esa irritación la provocan los sulfatos. Por eso en personas con piel atópica o muy sensible se recomiendan los geles “syndet”, es decir, sin jabones ni detergentes de este tipo.

En el caso de los champús sin sulfatos, éstos pueden resecar tu cuero cabelludo y tu cabello, incluso producir descamación y/o picor, y si se trata de un cabello teñido también arrastran el color más rápidamente, con lo que tendrás que teñirte con más frecuencia.

Cada vez hay en el mercado más champús sin sulfatos que contienen otros agente detergentes más naturales y delicados, aunque es cierto que suelen ser más caros y hacen menos espuma, pero son eficaces para lavar tu cabello. Al resecar menos, además, es probable que tu melena se vuelva más manejable y suave, especialmente en el caso de cabello rizado.

En el caso que te decidas a probar los champús sin sulfatos hay que prestar también atención a otros productos que uses para el cuidado de tu cabello, ya que muchos de ellos contienen siliconas (sobre todo dimeticona), como mascarillas o cremas de peinado, y éstas son difíciles de desincrustar sin el uso de sulfatos.

Por tanto nuestra recomendación es clara:

  • si has sufrido alergias o tienes el cuero cabelludo sensible
  • si te lavas el cabello con mucha frecuencia
  • si lo llevas teñido o decolorado
  • si lo tienes rizado o con tendencia al encrespamiento
  • si tienes el cabello seco o muy graso

No lo dudes! Prueba los champús sin sulfatos, seguro que tu cabello te lo agradece.

Si por el contrario no es así y tu champú habitual no te reseca ni te irrita no te preocupes, como hemos dicho los sulfatos no son tóxicos ni peligrosos, y además son altamente efectivos para arrastrar la suciedad así que puedes seguir usándolo sin remordimientos.

Si te decides a probarlos nosotros te recomendamos el nuevo champú Klorane a la Granada Sin Sulfatos. Además de ser una opción más económica y natural en relación con otros champús sin sulfatos, el extracto de granada que incorporan (y que cultivan ellos mismos) alarga el color y lo protege. Puedes verlo aquí.

Valora este artículo del blog:
4
Dermatitis Atópica: un problema con soluciones
 

Comentarios

No hay comentarios por el momento. Se el primero en enviar un comentario.
¿Ya està registrado? Ingresa Aquí
Invitado
Martes, 16 Julio 2019
Si desea registrarse, por favor rellene los campos de nombre de usuario y nombre.

Imagen Captcha

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies.