Envios
0 Total 0,00 €
 x 

El carro está vacío!

Espera un minuto, mientras que estamos haciendo el calendario

Comentarios

Sin comentarios todavía.

Suscribirme al blog

Manchas solares y medicamentos

Manchas solares y medicamentos

 En muchas ocasiones encontramos manchas en nuestra piel y no sabemos por qué aparecen, pues bien en el post de hoy hablaremos de la fotosensibilidad de determinados fármacos .La exposición al sol mientras tomamos ciertos medicamentos puede provocar manchas en la piel. Es un factor muy desconocido ya que a la hora de tomar un medicamento nos suele preocupar más si nos dará sueño o nos hará daño al estómago pero muy poca gente se pregunta si es un medicamento fotosensible.

 Un medicamento fotosensible es todo aquel que si no se conserva protegido de la luz se producen alteraciones físico-químicas en sus propiedades, además ya sea vía oral o aplicado a nuestra piel, puede generar una reacción a nivel cutáneo cuando el paciente se expone al sol. Generalmente las manchas pican o escuecen, algunas son muy leves y otras son más severas en las que existe inflamación de la piel. Éstas suelen aparecer en zonas más expuestas al sol como: cara, escote, brazos, piernas...

 Si nos exponemos a la radiación solar sin la toma de fármaco no pasa nada y si tomamos el fármaco sin exponernos al sol tampoco producirá efecto negativo en nuestra piel, pero si combinamos los dos factores, aparecen las manchas.

La clave es la prevención:

1. Ser conscientes de que estamos tomando un medicamento fotosensible.

2 .Tener precaución con la exposición solar que vamos a realizar con un correcto protector solar, que nos proteja de los rayos ultravioleta B (los más agresivos) pero también ultravioleta A (que también pueden desencadenar en este tipo de reacciones). Además, debemos cubrirnos con: gorro, gafas, ropa adecuada, etc.

 Hemos de diferenciar dos tipos principales de manchas:

 Los lentigos, en los que aumenta el número de melanocitos, y así al estar pigmentados se ven como manchas. Están directamente relacionados con el exceso de exposición solar y el paso del tiempo.

 Los melasmas son debidos más habitualmente a cambios hormonales como: el embarazo, la toma de anticonceptivos...  También debido a la toma de determinados fármacos, que pueden ser antibióticos, antiacneicos o diuréticos. Por eso, es preferible consultar al farmacéutico sobre la fotosensibilidad del mismo.

 También se pueden producir dos tipos de reacciones en cuanto a la combinación de medicamentos y radiaciones solares:

 Fototóxica: El fármaco sobre la piel absorbe radiación solar y libera energía actuando sobre el ADN y las membranas celulares. Son las más comunes y se produce cuando el fármaco se administra por vía sistémica (vía oral). A mayor cantidad de fármaco mayor es la reacción, esta suele aparecer al poco de tiempo y con aspecto de quemadura solar: eritemas, vesículas y ampollas.

 Fotoalérgica: Es una reacción alérgica que requiere una previa sensibilización, el fármaco se transforma en un antígeno y se desencadena la reacción inmunológica. Con pequeña cantidad de fármaco tendríamos la reacción. Además si en vez de ese fármaco es otro de estructura similar también producirá la reacción alérgica, esto se produce en fármacos administrados por vía tópica y sus efectos aparecen 24 -72 horas después de la exposición. Su aspecto es una especie de dermatitis atópica, esta reacción puede extenderse a zonas no expuestas a la radiación solar.
Por tanto las medicaciones administradas por vía sistémica o vía tópica pueden producir estas reacciones por ello hay que tener en cuenta los medicamentos fotosensibles. Vamos a mencionar alguno de los medicamentos más utilizados que son fotosensibles:

ANTIACNEICOS: Isotretinoína,..
ANTIBIOTICOS: Azitromicina, Gentamicina, Ciprofloxacino...
ANTIDEPRESIVOS: Fluoxetina..
ANTIINFLAMATORIOS: Ibuprofeno, diclofenaco, Dexketoprofeno...
ANTIHISTAMINICOS: Ebastina, Loratadina, Cetirizina... muy importante ya que se toman en primavera cuando ya existe una radiación solar importante y hay que tener cuidado con los antihistaminos tópicos que se aplican tras las picaduras.
ANTICONCEPTIVOS ORALES: todos
ANTIHIPERTENSIVOS: Enalapril, Losartán, Amlodipino
ANTIULCEROSOS: Omeprazol
CORTICOIDES: Hidrocortisona, Betametasona...
DIURETICOS: Furosemida, Torasemida.
HIPOLIPEMIANTES: Simvastatina, Lovastatina, Atorvastatina...
PSICOFARMACOS: Alprazolam, Diazepam.

 También existen productos fototóxicos como los perfumes hay que intentar no aplicarlos en zonas donde pueda existir radiación solar.

TRATAMIENTO

 La melanina se forma como protector natural de la piel frente a la exposición solar.

 El primer paso en el tratamiento de la fotosensibilidad cutánea es eliminar el uso de la sustancia química responsable de la reacción y reducir la exposición solar al mínimo posible.

 En caso de no poder suprimir este medicamento fotosensibilizante, las reacciones cutáneas pueden reducirse administrando el medicamento al final del día. Los síntomas agudos pueden mejorar con compresas frías húmedas, corticoides tópicos y antiinflamatorios no esteroideos por vía sistémica. Cuando la afectación del paciente es más grave se pueden utilizar corticoides sistémicos. Los antihistamínicos se utilizan en las reacciones fotoalérgicas. En casos de reacción persistente a la luz es importante que la radiación ultravioleta y a veces, la luz visible no alcancen la superficie corporal, siendo necesario el uso de prendas de vestir especiales y filtros solares.

 Alguna recomendación en el caso de la administración de medicamentos fotosensibles y su relación con la exposición solar:
 Administrar el medicamento de acuerdo con el consejo de su médico y su farmacéutico.

 Emplear un fotoprotector adecuado para reacciones fotosensibles tras la exposición solar, con un factor de protección solar elevado (factor de protección 50)

 Aplicar fotoprotector sobretodo en las zonas donde hay más exposición solar, en mujeres embarazas aquellas zonas las cuales son más sensibles de pigmentación, tal como la zona del labio superior, pómulo y frente.

 Aplicarlo frecuentemente incluso en aquellas horas más fuertes de radiacíon solar cada 30 minutos y abundantemente,
evitar la sobreexposición solar y el uso de cabinas de rayos UVA.

 También cabe recordar que la sombra puede reducir radiación ultravioleta directa pero no la indirecta producida en la nieve, arena, agua....

En los días nublados la radiación solar es capaz de atravesar las nubes y provocar daños cutáneos.

 SE RECOMIENDA USAR SIEMPRE PROTECTOR SOLAR INCLUSO EN INVIERNO, hay que tener en cuenta que la mayoría de los medicamentos son fotosensibles y muchas de las manchas son producidas por éstos.

Valora este artículo del blog:
4
Insuficiencia venosa. VARICES
ALOPECIA.....Aaaaargh!!
 

Comentarios

No hay comentarios por el momento. Se el primero en enviar un comentario.
¿Ya està registrado? Ingresa Aquí
Invitado
Martes, 16 Julio 2019
Si desea registrarse, por favor rellene los campos de nombre de usuario y nombre.

Imagen Captcha

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies.