Envios
0 Total 0,00 €
 x 

El carro está vacío!

Espera un minuto, mientras que estamos haciendo el calendario

Comentarios

Sin comentarios todavía.

Suscribirme al blog

Ponerle los pendientes a tu bebé: resolvemos tus dudas

Ponerle los pendientes a tu bebé: resolvemos tus dudas

En la Farmacia llevamos poniendo los pendientes a bebés ya muchos años, y sabemos que los padres lo pasáis peor con este asunto que las propias niñas, así que nos hemos decidido a escribir este post para intentar tranquilizaros y resolver todas vuestras dudas.

¿Cuándo poner los pendientes a tu bebe?

En realidad se les pueden poner los pendientes desde recién nacidas, de hecho antes se los ponían en los hospitales nada más nacer y ya te ibas a casa con ese tema zanjado. Sin embargo, y ya que en los hospitales han dejado de ponerlos, nosotras recomendamos esperar un poco, unos dos meses más o menos, simplemente para asegurar que los pendientes queden centrados: cuando son tan pequeñitas tienen el lóbulo de la oreja demasiado pequeño, y en dos meses les cambia de tamaño una barbaridad en muchos casos. Pero no esperéis mucho, ya que cuanto más mayores son también más inquietas, más se mueven, y más se enteran de todo.

¿Cómo ponerle los pendientes?

Por supuesto os recomendamos acudir a vuestra Farmacia de confianza. Os aseguran la esterilidad de los pendientes, vosotros estaréis además mucho más tranquilos y os explicarán todos los cuidados que necesita después.

Nosotras los ponemos mientras le dais la toma a la niña, ya sea el pecho o el biberón. No tiene porqué ser así, claro, pero hemos visto que de esta forma están más quietecitas, y además el disgusto parece que es menor y se les pasa mucho más rápido. No somos partidarias de sujetarlas ya que por experiencia hemos visto que lo pasan peor, tienden a intentar moverse más y es una experiencia mucho más traumática para todos. Por tanto si tenéis la oportunidad os recomendamos hacerlo durante la toma.

Se los pondrán con un aparatito que es muy sencillo de usar. Hay dos tipos: uno es tipo “pistola” y otro es tipo “grapadora”. Nosotras usamos este segundo tipo ya que nos parece más preciso, pero ambos son igualmente válidos.

¿Qué sentirá la niña?

Bueno, no puedo deciros a ciencia cierta lo que sentirá, pero sí bastante aproximado ya que yo me he puesto varios pendientes con ese mismo sistema para ver lo que se sentía. Primero se nota quemazón o escozor y la oreja se pone caliente y roja. Dura unos segundos y luego va disminuyendo gradualmente. Al cabo de 5 minutos habrá disminuido casi por completo y aunque lo toques no le molestará.

Pero si tu pregunta es “¿llorará?” siento decirte que sí… Sí, llorará, por el susto del ruido, porque no se lo espera, por el escozor… Alguna vez me he encontrado con niñas que no han llorado o han protestado una vez y han seguido a lo suyo que es la toma, pero en general sí suelen llorar, aunque también en general se les pasa en seguida.

¿Qué cuidados debo tener después?

Es muy sencillo de curar: simplemente con suero fisiológico y dando vueltecitas al pendiente como si fuera una tuerca, o un destornillador. Debéis hacerlo varias veces al día, cuantas más, mejor. Yo aconsejo hacerlo con cada toma o cada cambio de pañal. Aconsejamos empezar cuanto antes, a los 5-10 minutos ya podéis moverlo.

No debéis apretarle la tuerca, ya que así no se clava el pendiente al tumbarse, y éste queda suelto y se puede mover que es de lo que se trata.

Por supuesto no sangra, no le da fiebre y se le puede mojar sin problemas desde el principio.

¿Cuánto tiempo debe llevar los pendientes?

Unas 4-5 semanas. A partir de las 2-3 semanas podéis espaciar las “curas”, pero mantened los pendientes 1 mes y luego podréis cambiárselos por otros. No le dejéis sin pendientes mucho tiempo porque al estar tan reciente se le puede volver a cerrar.

¿Qué complicaciones puede haber?

Las únicas que yo he visto en estos años han sido dos:

-Al ponerle el pendiente la tuerca no se ajusta correctamente. Como todo, los pendientes se fabrican en su envase y puede tener algún defecto de fabricación. Lo que ocurre en estos casos (que son muy muy pocos) pueden ser dos cosas: 1) el pendiente se queda puesto pero hay que ponerle la tuerca manualmente, lo cual no supone ningún problema. 2) el pendiente no se queda puesto. En este caso hay que volver a ponerle el pendiente desde el principio. Según la situación, la persona que se encargue de hacerlo valorará si es mejor hacerlo ese mismo día o conviene esperar.

-Que se infecte. En ocasiones muy raras el agujero se infecta. Lo podréis notar si se pone rojo, se inflama, y notareis una bolita al tacto. En ese caso hay que quitar el pendiente y curar la infección. Cuando esté curada y cerrada se le podrá hacer otro agujero.

Son situaciones muy poco habituales y nada complicadas así que podéis estar tranquilos.

Si os surge alguna duda más que se me haya pasado comentar no dudéis en preguntarnos, dejadnos algún comentario, llamadnos por teléfono o en la propia farmacia, lo que os resulte más cómodo.

Valora este artículo del blog:
9
Virus "Boca-Mano-Pie"
S.O.S Navidad!!
 

Comentarios

No hay comentarios por el momento. Se el primero en enviar un comentario.
¿Ya està registrado? Ingresa Aquí
Invitado
Domingo, 18 Agosto 2019
Si desea registrarse, por favor rellene los campos de nombre de usuario y nombre.

Imagen Captcha

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies.