Envios
0 Total 0,00 €
 x 

El carro está vacío!

Espera un minuto, mientras que estamos haciendo el calendario

Comentarios

Sin comentarios todavía.

Suscribirme al blog

Rosácea

Rosácea
La rosácea es una enfermedad inflamatoria, crónica, sin cura y que afecta predominantemente a los adultos. Las mujeres son más afectadas, pero en los hombres tiende a ser más grave. Aparecen capilares sanguíneos dilatados en el rostro y pueden producirse pústulas pequeñas, similares al acné, siendo llamada por algunos acné rosáceo. Si no es tratada correctamente, la enfermedad tiende a empeorar con el tiempo.
 
Hay cuatro tipos de rosácea, pero los signos y síntomas típicos comunes en todos ellos son los siguientes:
 
1. Rosácea Eritematosa
Se presenta habitualmente como un enrojecimiento persistente en  nariz y mejillas, pequeños vasos sanguíneos visibles, llamados arañas vasculares o teleangiectasias, con recurrentes episodios de olas de calor, enrojecimiento intenso del rostro, que pueden venir acompañadas de sudor. También es común la piel seca.
 
2. Rosácea pápulo-pustulosa
Se caracteriza por la presencia de pápulas y pústulas ubicadas preferentemente en la cara central. Las lesiones pueden confundirse con el acné común, pero son diferentes porque son más irregulares y no contienen los característicos puntos negros o blancos de los comedones y espinillas.
 
3. Rosácea Fimatosa
Se caracteriza por hipertrofia y engrosamiento de la piel, haciéndola irregular. Esta es la forma  estéticamente más incómoda. Aparece más comúnmente  en la nariz, que se llama rinofima, pero puede verse también en otros puntos de la cara, como el mentón, la frente o las mejillas. La gran mayoría de los pacientes con rosácea fimatosa son hombres adultos.
 
4. Rosácea ocular
El cuarto tipo afecta también a los ojos, pudiendo presentarse de forma aislada o acompañando a cualquier otro tipo de rosácea. Puede afectar a uno o a ambos ojos. Uno de cada cinco casos de rosácea, puede desarrollar problemas oculares. Los síntomas son: ojos rojos, exceso de lágrimas, picazón, sequedad, ardor, sensación de cuerpo extraño, visión borrosa o disminuida, sensación de ojo seco, quistes en los párpados y aumento de sensibilidad a la luz. El diagnóstico de esta enfermedad ocular grave lo debe hacer el oftalmólogo. Si no es diagnosticada y tratada, la rosácea ocular se puede complicar con alteraciones de la parte anterior del ojo.
 
FACTORES DESENCADENANTES
 
Algunos factores propician su aparición: cambios bruscos de frío a calor, actividad física intensa, exposición al sol, bebidas calientes, el humo del tabaco, comidas picantes, el alcohol, ansiedad, nerviosismo y el estrés.
CONSEJOS Y TRATAMIENTO
 
-Eliminar el maquillaje con suavidad, para evitar que la piel se irrite.  
 
-Proteger su piel del frío con cosméticos muy hidratantes, en invierno es fundamental. 
 
-Recomendamos  el uso de cremas  que contengan ingredientes activos que actúan reforzando la estructura los capilares sanguíneos. Por ejemplo: Avene Rougeurs, Aderma Sensiphase, Bioderma Sensibio, Uriage Roseliane...
 
 
Aunque no exista cura para la rosácea, el tratamiento puede aliviar muchos de los signos y síntomas. Cambiar  de estilo de vida es necesario para el control de la enfermedad. Los síntomas de la rosácea pueden variar sustancialmente de un paciente a otro y, en consecuencia, el tratamiento debe ajustarse para cada caso individual.
 
 
 
Valora este artículo del blog:
3
La mejor de tus sonrisas con YOTUEL
SUPLEMENTOS DE FLÚOR

Artículos relacionados

 

Comentarios

No hay comentarios por el momento. Se el primero en enviar un comentario.
¿Ya està registrado? Ingresa Aquí
Invitado
Sábado, 21 Septiembre 2019
Si desea registrarse, por favor rellene los campos de nombre de usuario y nombre.

Imagen Captcha

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies.