Envios
0 Total 0,00 €
 x 

El carro está vacío!

Espera un minuto, mientras que estamos haciendo el calendario

Comentarios

Sin comentarios todavía.

Suscribirme al blog

Stop Celulitis

Stop Celulitis

 Llega el sol, el buen tiempo y como cada año en esta época, nuestra preocupación por la celulitis, inseparable compañera del 90 % de la población femenina de cualquier rango de edad y espectro social.

 La celulitis, también conocida como piel de naranja , no es más que la acumulación de tejido adiposo, agua y desechos celulares en determinadas zonas del cuerpo, sobre todo abdomen, caderas, muslos, brazos y espalda, formando nódulos y deformando el aspecto normal de nuestra piel.

 Pero, ¿por qué afecta sobre todo a mujeres?. La explicación está en los estrógenos, hormonas femeninas que incrementan el almacenamiento de grasa en la piel. Las altas concentraciones de estrógenos en sangre, alteran el funcionamiento de los vasos sanguíneos, las terminaciones nerviosas y las células grasas que se encuentran en la hipodermis o capa subcutánea de la piel. Además, dañan el colágeno y la elastina, proteínas que aportan elasticidad, firmeza y suavidad a la dermis. Cuando la alta concentración de estrógenos afecta a los vasos sanguíneos, éstos se vuelven más frágiles y porosos, facilitando la acumulación de líquidos y toxinas que provocan la inflamación y deformación de las células grasas, apareciendo entonces la temida celulitis.

 También resulta determinante en la aparición de celulitis, atravesar determinadas etapas fisiológicas como la pubertad,el embarazo,..etc, en las que aumenta el nivel de estrógenos. Ciertas alteraciones metabólicas o endocrinas como el hipotiroidismo, la diabetes,..etc o el hecho de pertenecer a la raza blanca, sobre todo del área mediterránea, están muy relacionadas  también con la aparición de celulitis.

 Pero además de estos factores de aparición no modificables, existen otros factores externos sobre los que si podemos actuar, para reducir y minimizar la aparición de la piel de naranja.

 1- Ejercicio físico: hacer deporte es fundamental para quemar grasa en lugar de almacenarla, además, mejoramos la circulación sanguínea, la salud de la piel y reafirma la masa muscular.

 2- Alimentación sana y equilibrada: rica en frutas y verduras que nos aportarán fibra (que mejorará el tránsito intestinal y el estreñimiento también empora la celulitis al favorecer el acúmulo de toxinas) y antioxidantes. Deberemos evitar en la medida de lo posible el consumo de azúcar y grasas que favorecen la aparición de tejido adiposo así como minimizar el uso de sal que favorece la retención de liquidos.

 3- Evitar el tabaco: ya que provoca la acumulación de radicales libres y toxinas que destruyen las fibras de colágeno, dando lugar a un deterioro del aspecto de la piel.

 4- Evitar los excesos de calor: tanto en duchas, baños como en las calefacciones en los locales cerrados, provoca una vasodilatación y dificulta la circulación sanguínea

 5- Estrés: ante situaciones de estrés y ansiedad nuestro organismo secreta la hormona cortisol, que degrada también las fibras de colágeno y favorece la acumulación de grasas.

 6- Masajes: que favorezcan el drenaje linfático, masajeando la zona que nos interesa en círculos y en sentido ascendente.

 7- Utilización de cosméticos y productos sanitarios: que contengan principios activos que ayuden a mejorar la circulación, drenar, eliminar grasas y contribuir a una mayor firmeza de la piel como por ejemplo serían la cafeína, ruscogenina o la carnitina.

 Por el interés que puede representar este último punto, le dedicaremos una mayor espacio en un próximo post donde explicaremos las diferentes opciones de tratamiento, su formulación, las diferentes texturas y en general todo aquello que pensamos que os pueda resultar útil a la hora de decantaros por uno u otro formato.

 Por tanto aunque la celulitis es en gran medida un trastorno cuya aparición es difícil de evitar , sí podremos actuar para mejorarla y minimizarla con unos hábitos de vida saludables que también mejorarían nuestra rutina diaria en otros muchos aspectos de nuestra vida.

Valora este artículo del blog:
4
Diabetes: más control, menos riesgo
El Alzheimer y sus cuidados
 

Comentarios

No hay comentarios por el momento. Se el primero en enviar un comentario.
¿Ya està registrado? Ingresa Aquí
Invitado
Miércoles, 13 Noviembre 2019
Si desea registrarse, por favor rellene los campos de nombre de usuario y nombre.

Imagen Captcha

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies.