Envios
0 Total 0,00 €
 x 

El carro está vacío!

Espera un minuto, mientras que estamos haciendo el calendario

Comentarios

Sin comentarios todavía.

Suscribirme al blog

Aftas bucales

Aftas bucales

Todos hemos tenido alguna vez una llaga o afta, y son realmente molestas, pero, ¿qué son exactamente? ¿Por qué se producen? Hoy os contamos sus causas y como combatirlas.

Una afta es una úlcera o herida abierta en la boca. Las aftas son de color blanco o amarillo y están rodeadas por un área roja y brillante. No son cancerosas. Pueden ser muy pequeñas y a la vez muy incómodas. Duelen, molestan, y están en un lugar bastante húmedo como para curarse de un día para el otro.

No hay que confundirlas con los herpes (calenturas), cuyos síntomas son distintos y aparecen en el exterior de los labios.

Causas

Muchas veces se producen por una causa mecánica: por una intervencion por parte de un dentista, una limpieza bucal demasiado agresiva o a causa de un mordisco en lengua o en el interior de la boca.

Otros factores que favorecen la aparición de las aftas pueden ser el estrés y la presión cotidiana a la que nos sometemos. La falta de vitaminas y minerales puede ser otro motivo, en especial el hierro, la vitamina B12 y el ácido fólico.

En el caso de las mujeres pueden aparecer debido a los cambios hormonales que se producen con la menstruación, que desencadenan en el cuerpo una serie de cambios que pueden manifestarse de este modo.

Cualquier persona puede tener aftas, pero tienen un componente hereditario. Además las mujeres son más propensas a contraerlas que los hombres.

Síntomas

En la mayoría de los casos, las aftas aparecen en las superficies interiores de las mejillas y los labios, la lengua, la superficie superior de la boca y la base de las encías.

Se manifiestan como una o más manchas o protuberancias rojas y dolorosas de pequeño tamaño, que se transforman en una úlcera abierta, con un centro de color blanco o amarillo. Justo antes de comenzar a sanar se tornan de un color más grisáceo.

El dolor por lo general disminuye en un período de 7 a 10 días. Pueden pasar de 1 a 3 semanas para que las aftas sanen por completo. Las úlceras más grandes pueden tardar más tiempo en sanar.

Tratamiento

En la mayoría de los casos, las aftas desaparecen sin tratamiento con el tiempo, pero hay disponibles varias opciones de tratamiento destinadas a acelerar la cicatrización y disminuir el dolor.

- Pomadas o sprays con lidocaína para aliviar el dolor.

- Colutorios (sin alcohol) o geles con clorhexidina para evitar la infección de la úlcera.

- Geles, sprays o colutorios con ácido hialurónico para favorecer la cicatrización.

- Corticoides para disminuir la inflamación

Otras medidas importantes a tener en cuenta si padece aftas:

- Intente no comer alimentos picantes ni muy condimentados, puesto que pueden causar más dolor. Tampoco alimentos muy calientes

- Cepíllese los dientes dos veces al día y use hilo dental todos los días. Asista también a chequeos dentales de rutina.

- Evite alimentos ácidos, alcohol y tabaco.

Prevención

Para evitar que las aftas hagan acto de presencia es necesario que mantengamos una correcta alimentación en la que las vitaminas y los minerales estén presentes en el día a día. Estos nutrientes nos ayudarán a mantener unos tejidos en perfecto estado. A esto debemos sumar una perfecta hidratación, pues es necesario que las paredes de la boca estén perfectamente hidratadas.

Ni que decir tiene que la higiene es esencial si queremos evitar este tipo de heridas. Es necesario que después de cada comida limpiemos los dientes, ya que la acidez que se produce puede ser la causante de ulceras y aftas. También es importante no llevarnos objetos a la boca, pues pueden estar infectados de bacterias y virus que desencadenen este tipo de heridas. Es muy aconsejable el uso de un colutorio para desinfectar la cavidad bucal y así evitar la proliferación de bacterias y virus que son los causantes de estas heridas.

Además si eres propenso a padecer aftas existen probióticos específicos para la cavidad oral, que restablecen la microflora bacteriana de la zona y favorecen una mucosa más saludable y menos propensa a aftas e infecciones.

Valora este artículo del blog:
1
Continuar leyendo
490 Hits
0 Comentarios

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies.