ACCIÓN Y DESCRIPCIÓN
Los protectores para los oídos de silicona son suaves, cómodos y se adaptan perfectamente al oído, ofreciendo una excelente protección frente a agentes externos como el exceso de ruido, la humedad o el viento. Están especialmente diseñados para prevenir las molestias ocasionadas por los ambientes ruidosos y también por la entrada de agua en el conducto auditivo.
Protegen el oído frente a situaciones de exceso de ruido industrial, ofreciendo una excelente atenuación según norma EN 352-2.
Reducen el riesgo de penetración de agua en el oído, durante el baño, ducha o práctica de deportes acuáticos. (No usar para submarinismo).

MODO DE EMPLEO
Lavar cuidadosamente las manos antes de la aplicación de los tapones.
Retirar la cubierta de algodón exterior en caso de que la tuviera.
Moldear el tapón con los dedos formando un pequeño cono, e introducirlo en el oído presionando suavemente hasta obturar el conducto auditivo.

PRECAUCIONES Y ADVERTENCIAS
Nunca se debe trocear el tapón e introducirlo a trocitos en el oído.

CONSERVACIÓN Y CADUCIDAD
Los tapones son reutilizables. Se pueden lavar con agua tibia y jabón neutro. Se deben secar a temperatura ambiente.
El contenedor de plástico permite mantener los tapones limpios y secos.
Se recomienda que los tapones se guarden en lugares alejados de fuentes de calor (luz solar directa, radiadores, estufas, etec).
Los tapones deben desecharse cuando presenten daños o sea difícil su limpieza.
Este producto puede ser dañado por ciertas sustancias químicas, mayor información puede ser solicitada al fabricante.

Comentarios

Aún no hay comentarios para este producto.

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies.